Exposición homenaje a Rodolfo Rodríguez “El Pana” en Antequera

    

    El pasado domingo 21 de agosto dentro las actividades culturales de la tradicional una de las más antiguas ferias de España, una exposición fotográfica en homenaje al malogrado matador y personaje Rodolfo Rodríguez “El Pana” quien toreara su última corrida en España justo un año atrás.

    La muestra titulada “El Pana, Alfa y Omega” está firmada por el fotógrafo mexicano Óscar Barba y consta de 20 imágenes en la que muestra la primera y última tarde del maestro en España; Vistalegre, Madrid 2008 y Antequera, Málaga 2015.

   
En el acto inaugural celebrado horas antes a la celebración de la tradicional corrida goyesca y organizada por la FIT (Fusión Internacional por la Tauromaquía) junto con el Ayuntamiento de Antequera, acudieron el Alcalde de la localidad D. Manuel Barón, Dña. Pilar Parejo, Concejala de Cultura, el torero Joselito Adame, Juan Carlos Estrada representante de la FIT. Así como varios grupos de aficionados, medios de comunicación y público en general.

    En su discurso inaugural el alcalde Manolo Barón, recordó como el Pana en sólo cuatro días que el torero pasó en la localidad, se ganó el cariño y respeto de todos los antequeranos, aficionados y no aficionados al toro y que durante sus largos paseos por la ciudad monumental, convivía con todo el mundo y rápidamente se hizo querer.  También recordó que el Brujo de Apizaco tiene un azulejo en su honor en la centenaria plaza, honor que solo comparte con otra gran figura Francisco Rivera “Paquirri”, y eso que por esa plaza han pasado todas las figuras y leyendas del toreo desde Gallito, Belmonte, Manolete, Dominguín, Ordoñez, Curro Romero, De Paula y todas las figuras más contemporáneas.

   

Por su parte Juan Carlos Estrada, mencionó que con El Pana se acabó una etapa de la tauromaquia, porque era una persona que vivía, sentía y pensaba en torero, que llegó al mundo un siglo tarde como él decía pero que dejó un legado en todos los lugares por donde pasó.

    También el matador Joselito Adame tuvo palabras de recuerdo, y recordó su intensa forma de vivir las corridas y de la convivencia en los días de corridas o en algún tentadero.

    Óscar Barba, el autor de la exposición, también recordó las largas conversaciones taurinas y no taurinas que tuvo con él donde quedaba demostrado siempre que era un loco maravilloso, filósofo de la vida y de lo feliz y agradecido que estaba con la gente de Antequera.


    La exposición estará abierta hasta el día 31de agosto en La Casa de la Cultura de Antequera, Málaga.