Oksana Shapiro, Fotógrafa taurina

La mujer en el mundo del toro II

 Por. Oscar Barba

     Seguimos hablando de la mujer dentro del  mundo del toro en esta serie de reportajes y entrevistas a profesionales ligadas a la tauromaquia.

Hoy toca el turno de conocer a Oksana Shapiro, una gran fotógrafa apasionada de la tauromaquia y originaria de Moscú, Rusia. Oksana se graduó  en la Universidad Estatal de Prensa en Moscú, con la especialidad en pintura y artes gráficas. Actualmente trabaja como redactora artística, pintora y fotógrafa en una de las principales editoriales rusas especializada en literatura de ciencias naturales y revistas dedicadas al diseño gráfico, arte, naturaleza y turismo, además de colaborar en Websites de turismo y cultura.

Desde cuándo te dedicas a la foto
Oksana Shapiro: Empecé a hacer fotografías  en la secundaria, sin embargo fue en el tercer año de Bellas Artes cuando me dediqué seriamente a la fotografía. Además de las clases teóricas y prácticas de fotografía incluidas en el programa educativo, tomaba clases con uno de los mejores fotógrafos rusos, Lev Mélijov. Después de licenciarme en Bellas Artes me di cuenta de que la fotografía como forma de expresión artística me llamaba la atención más que la pintura o el dibujo artístico. Pero la carrera de Bellas Artes me ha servido de gran ayuda en mi trabajo fotográfico, ya que los conocimientos de la historia del arte, teoría de luz y composición son los mismos para cualquier arte visual.

Después de la Universidad entré en la Academia de la Fotografía donde me reafirmé en que el camino que elegí era el correcto, ya no me imaginaba sin una cámara fotográfica. Para mí la fotografía es todo un arte por lo que casi no hago fotos comerciales, pues me gusta seguir sintiéndome artista.

Qué vio una chica de Rusia en la fiesta taurina
O.S: Veo una tradición antigua conservada con mucha dedicación y cariño por unos y rechazada por otros, un mundo que merece un trato más respetuoso y cuidadoso posible. Desde fuera se ve mejor lo especial que es este patrimonio español, pero para poder estudiarlo desde dentro algunos extranjeros tenemos que superar dificultades y obstáculos.

 Y por supuesto ya que preguntas qué es lo que ve una chica, no puedo evitar el decir que veo a nobles hombres, guapos y valientes.

 Como nació tu afición a los toros
O.S: Me gusta mucho España, he viajado por muchos países europeos y me gustaba lo que había visto y vivido durante los viajes  pero a la vuelta a Rusia siempre me daba cuenta que era algo pasajero, no me llenaban profundamente. En España he encontrado una combinación única de belleza, pasión, dignidad e historia. Todas estas cosas también están en otros países, pero en España la proporción de estos componentes es ideal para mí. La corrida de toros es una parte inherente de la cultura española  por eso empezó a llamarme la atención como algo “típico” de España. Pero cuando vi con mis propios ojos, lo que estaba ocurriendo en la plaza, entendí que me encontraba delante de un mundo asombroso y desconocido.

Y que has visto en el mundo taurino que te ha enganchado tanto
O.S: El mundo taurino es único, no existe nada parecido a la tauromaquia. Es como si fuera otro universo paralelo, con la naturaleza, los animales, la dedicación y trabajo de tantas personas, la tradición, la historia, el arte… El mundo taurino no se parece a nada de lo que haya visto antes.

Que ves en la tauromaquia que no lo veas en otra disciplina
O.S: Lo auténtico, lo impredecible, lo único. Podría dar muchas definiciones, pero digamos que para mí, La Corrida de Toros une todo lo que estuve buscando en otras artes. Aquí hay música (que es magnífica), hay espectáculo, hay drama y hay comedia. Pero lo más importante para mí es la autenticidad de lo que está sucediendo.

 No existe otro arte que sea tan verdadero, nunca sabemos cuál será el destino del hombre y del animal que estamos viendo.

 El toreo requiere mucha maestría y he tenido la oportunidad de ver a grandes maestros.

Cuando tomas fotografías en la plaza, ¿qué buscas captar?
O.S: Busco captar la personalidad, el estado interior. Es muy importante para mí reflejar en mis trabajos la historia de cada persona en concreto, así como los detalles de su imagen.

Quiero expresar a través de la fotografía toda la riqueza de los sentimientos del torero en cada momento, su inspiración... Desde antes de realizar fotografías relacionadas con el mundo taurino, me ha gustado encontrar y hacer visible para los demás esas cosas particulares e inesperadas que se esconden bajo lo cotidiano y lo habitual.

Tu estilo fotográfico se basa mucho en el detalle y en el retrato. ¿Por qué?

O.S: Junto con mi redactora creativa Ekaterina, a la cual me une una larga amistad, hemos hecho en Rusia varios proyectos artísticos y siempre hemos acertado cuál sería el mejor para mí. Esta vez Ekaterina, que es tan aficionada a los toros como yo, dijo: “Si tu sueño es  fotografiar a los toreros, entonces tienes que empezar a hacerlo realidad, aunque parezca imposible”. En ese momento concebimos el proyecto “Caballeros de luces” donde queremos mostrar la corrida de toros a través de los retratos de los toreros, su personalidad y su estilo artístico individual. Los detalles son muy importantes, a través de ellos podemos ver lo que no capta una mirada superficial.

En cuántas plazas de toros has estado y cuál es la que te ha gustado especialmente
O.S: He estado en muchas plazas: Madrid y sus alrededores, Sevilla, Murcia, Zaragoza, Bilbao, Gijón, Cáceres, Ronda, Linares,  Málaga, Torremolinos y otras más pequeñas de la Costa del Sol …. Todavía quedan muchos sitios por visitar.

No podría elegir la plaza que más me gusta porque cada una de ellas tiene sus encantos, sus puntos fuertes. Cada plaza tiene su personalidad y su carácter; el alma de la plaza son sus espectadores. Sobre este punto es curioso lo distintos que son en una plaza o en otra, unos más serios, otros más relajados... Cada vez que llego a una plaza que no conozco, miro a mi alrededor e intento sentir el estado anímico de las personas, porque de ese estado dependen muchas cosas.

De las plazas en las que has estado ¿Qué característica encuentras en ellas, como fotógrafo y como aficionado?
O.S: Las Ventas es una plaza maravillosa, todos sus componentes están llenos de significados, desde su arquitectura hasta su espíritu. Ronda ha sido para mí un descubrimiento, en Ronda hay una luz especial que se tiñe de dorado por el color de la arena y de las columnas de la plaza, esta luz quería dejarla reflejada en las fotografías que hice durante la corrida goyesca.

Cuando vas a fotografiar en una plaza siempre se tiene en cuenta desde dónde lo vas a hacer, qué luz habrá y en qué color estará teñida, cuándo caerá la noche o cuándo se encenderán las luces; todos esos factores influyen en el resultado. Por ejemplo, la plaza de Zaragoza es muy cómoda para ver el espectáculo, sin embargo como fotógrafa me tuve que enfrentar al reto de una luz complicada por la cual me costó bastante trabajo tomar las fotografías. En cada plaza tengo que encontrar un equilibrio entre la “pasión” y el “trabajo”.

Háblame un poco de tus proyectos y de dónde has publicado tus trabajos
O.S: Llevo muchos años trabajando con editoriales. Para el proyecto de “Caballeros de luces” preparamos un catálogo fotográfico dedicado a los toreros. También he publicado artículos dedicados al mundo de los toros en varias revistas rusas, en mi país es un tema que se trata poco, normalmente en las revistas de viajes o culturales ya que se considera algo exótico por los lectores rusos.

Ekaterina y yo estamos trabajando para conseguir que las páginas Web rusas de turismo o de noticias reflejen aunque sea un poco el tema taurino. Estos esfuerzos van dando sus resultados, ya que en un anterior viaje a España dos de las principales agencias informativas de Rusia se interesaron por nuestro trabajo. Para ellos hice dos reportajes sobre la actuación de José Tomás en Linares y sobre la corrida Goyesca de Ronda.

Como mujer y además extranjera, como te tratan en las plazas de toros
O.S: Con mucho respeto y amabilidad. No he tenido la ocasión de preguntar a los hombres extranjeros qué es lo que sienten, así que no tengo con qué comparar, pero a veces me ha dado la impresión de que por ser mujer me tratan con más cuidado. ¿A lo mejor temen que me asuste el toro? es broma.

Si conseguimos la acreditación, que a menudo no es nada fácil, y logramos tomar fotografías en el patio de caballos; Nos reciben con mucha comprensión y nos perdonan el hecho de no hablar mucho español, contestando gustosamente a nuestras peguntas. Por mi parte siempre he tenido la consciencia de estar en un mundo cerrado para los extraños, por lo tanto me comporto con el mayor respeto posible, sin perturbar el orden establecido.

Y cuando mis amigos y yo estamos en el tendido, también nos tratan con amabilidad. Incluso algunos espectadores me piden que les enseñe las fotos recién hechas, entablando así interesantes conversaciones.


Cuéntame sobre tus exposiciones, cómo reacciona la gente de tu país ante una exposición sobre tauromaquia.

O.S: Como muchos extranjeros, a menudo mis compatriotas lo primero que aprenden sobre tauromaquia son los tópicos. La gente no sabe bien qué es una corrida de toros o tienen una idea errónea de ella. Mi objetivo es mostrar este tema de tal manera que la gente cambie de opinión, o al menos tenga ganas de cambiarla, que tenga curiosidad por conocer el mundo taurino, que rechace los estereotipos, que intente ver este fenómeno sin prejuicios. Por eso a menudo acompaño las fotos con extensas notas y explico detalladamente lo que viene representado en la fotografía.

Desde luego hay muchas personas que si se interesan por el mundo taurino; Los que han visitado España o han conocido su cultura española a través de libros o arte clásico como Hemingway que escribió sobre los toros, o los grandes artistas españoles, Lorca, Goya y Picasso,  que son muy conocidos y admirados en mi país. Por eso estoy convencida de que el arte es capaz de unir tiempos y espacios distintos, de encontrar el camino hacia el corazón de cada persona.

Cómo ves actualmente a las mujeres en el mundo taurino (periodistas, fotógrafas, toreras, empresarias, etc.)
O.S: Estoy convencida de que en nuestros días la mujer puede encontrar su trabajo favorito y dedicarse a él sin preocuparse de que no la vayan a tomar en serio.

No estoy conforme con que las mujeres y los hombres hagan las cosas de la misma manera, quiero explicar esto para evitar confusiones; no me refiero a que unos hagan las cosas mejor que otros, sino que la mujer tiene un punto de vista diferente. En esta diferencia radica el encanto de la diversidad del mundo. La mujer fotógrafo mostrará al hombre torero de una manera un poco distinta a la de un hombre. La misma mujer fotógrafo haría unas fotos distintas de una mujer torero, siempre habrá una ligera diferencia y creo que así es como tiene que ser.

La participación de la mujer en el mundo taurino es natural y necesaria, así como su participación en cualquier campo de la vida y el arte.

Cuál ha sido el trabajo del que estés más orgullosa
O.S: Es una pregunta difícil de contestar. Hay fotografías que son perfectas para exponer,  hay otras que solamente pueden ser apreciadas por los que saben de toros. También hay otras que me gustan “a pesar de las normas”, las que podrían tener fallos desde el punto de vista técnico, pero poseen un valor especial para mí. Aun así no podría elegir una foto concreta, ya que la sensación de satisfacción que te proporciona una obra que has hecho, debe ser pasajera para dar lugar al deseo de hacer otra obra mejor.

Para Oksana, que es la fotografía
O.S: Es mi forma de ver el mundo y de comunicarme con él.


Si quieren ver más del trabajo de esta magnífica fotógrafa pueden visitar su Web site: www.ksa-photo.ru




www.tlaxcalabrava.com