Talleres de fotografía para turistas en Ámsterdam

Para los viajeros urbanos
CityClicks propone descubrir con la cámara partes desconocidas de la ciudad

     Poco a poco, el concepto slow va calando en muy diferentes ámbitos de la vida. Este movimiento cuestiona el ritmo impuesto por los tiempos modernos en el mundo de la comida, las ciudades, la moda… Y también el turismo. ¿Visitamos demasiado rápido las ciudades? Esto es lo que plantea CityClicks, un taller fotográfico de turismo lento para los apasionados de la fotografía que visiten Ámsterdam.

Los tres organizadores
    Los talleres los imparten tres holandeses que estudiaron en la Academia de Bellas Artes de Utrecht. Con más de 15 años de ajetreada experiencia trabajando en moda, publicidad o revistas, tanto en los Países Bajos como en otros países, también han sido seducidos por el tempo lento.

     El concepto slow se encuadra aquí dentro de una estrategia para intentar descubrir partes de la ciudad o vecindarios a las que no llegan los turistas, zonas que sin embargo tienen mucho que ofrecer cultural y visualmente. Por lo general, todos los viajeros que visitan Ámsterdam pasan por los canales del centro, la plaza de los museos y otros lugares destacados en las guías, pero esta ciudad tiene espacios recónditos y casi desconocidos, lugares con encanto a los que se puede llegar andando. Lo mejor: verlos con un guía local.

     El taller comienza en un café con encanto, la mejor forma de poner a los participantes del taller en una atmosfera relajada y distendida. Allí, los dos fotógrafos del grupo, Ronald y John, dan una pequeña introducción con consejos de fotografía y pistas para que los participantes tomen imágenes sorprendentes de los barrios y sus gentes.

     Con estos trucos, información sobre el barrio y un mapa de la ciudad empieza este recorrido a pie en torno a la zona seleccionada. Al final del día, el grupo vuelve al café en el que comenzó el taller y, mientras se disfruta de una copa de vino, se descargan las imágenes y se comentan de forma conjunta para recibir los últimos consejos con los que mejorar la técnica.

     smartphone. Las excursiones se realizan los miércoles y domingos en la parte oeste de Ámsterdam. Los cursos se dan en inglés aunque John también habla francés.
Da igual si uno es fotógrafo profesional o un simple aficionado. Tampoco hace falta disponer del mejor equipo del mercado, sirve cualquier cámara digital o incluso la cámara de un

elpais.es