Selecciona la mochila adecuada para tu aventura

A la hora de emprender cualquier viaje o excursión siempre se nos presenta una duda: qué bolso o mochila usar. Si el viaje es de más de cinco días, el dilema es aún mayor. Para tomar esta decisión hay unos cuantos factores a tener en cuenta: el peso, el tamaño, cuántas cosas llevamos...

Todo esto, relacionado con el destino que hayas elegido y el tiempo del viaje, forman una simple ecuación. Aquí te ofrecemos una sencilla guía para que viajes cómodo y seguro llevando la mochila perfecta para cada ocasión.

Cuando emprendes un viaje de varios días –y de varios meses o años– y consideras la posibilidad de de caminar varios tramos del recorrido o tomar buses, lo mejor que puedes hacer es llevar sólo lo imprescindible para evitar acarrear peso innecesario. 

Si bien las mochilas de campamentistas están diseñadas para aguantar cosas grandes y pesadas, debes además fijarte cuál es el modelo apropiado para tu anatomía. Algunas tienen una estructura de hierro que ayuda a mantener la espalda en posición erguida, pero a personas de baja estatura esto suele incomodarlos. Esto se debe a que al tener el talle corto, la estructura de la mochila no se adapta a su espalda. Para ellos, son recomendables las mochilas que traen un material fuerte en la espalda que permite mantener la columna recta, pero sin la incomodidad que suele producir la estructura férrea. Hay otro factor que desestimamos a la hora de elegir nuestra mochila: las tiras (tirantes).  Las tiras son un factor decisivo en cuanto al confort del viajero. Debes elegir una mochila con las tiras bien anchas, porque son más cómodas para llevar peso sobre los hombros y no lastiman esta parte del cuerpo. También es recomendable buscar que estas tiras se encuentren acolchadas... Lo agradecerás mucho si cargas el bolso durante varias horas seguidas.


Un buen mochilero debe saber arreglárselas siempre con lo que tiene a mano. Si colocas bien las cosas de manera que la mochila tenga una forma compacta, será más fácil para ti llevarla, además de que en los momentos de descanso podrás utilizarla como asiento o almohada. Algo a tener en cuenta es la seguridad para tus viajes de mochila, por eso siempre se recomienda llevar un mosquetón para engancharla cuando estemos descansando o este colocada en un trasporte

Organizando el equipaje

Son muy útiles las mochilas que poseen varios compartimentos, tanto internos como externos, porque de ese modo todo lo que lleves se podrá organizar, de modo tal que quede al alcance de la mano lo que necesitarás más seguido. Los bolsillos externos con redes y elásticos son de lo más aprovechable, puedes cargar en ellos desde la bebida, hasta todos esos pequeños elementos que serán importantes en el viaje, como utensilios de cocina, documentos, repelentes, etc.

Una vez que elegiste la mochila para emprender tu aventura debes ubicar en el fondo un elemento rígido que la mantenga en posición recta y que a su vez no sea necesario durante el viaje. En los apéndices externos, podrás atar la carpa y la bolsa de dormir, siempre envueltas en algo impermeable por si en tu aventura tienes la suerte de encontrar una tormenta. Algunos impermeabilizan sus objetos con un film plástico y es una excelente idea ya que ocupa el mínimo espacio y realmente mantiene las cosas fuera del alcance de la lluvia.

También sería bueno llevar una linterna, a menos que decidas sólo movilizarte de día, una decisión que suena muy lógica y cautelosa, sobre todo porque las rutas de noche suelen ser bastante peligrosas.Finalmente en viajes largos es recomendable tener una pequeña mochila de mano, así, cuando pares en un hotel puedes dejar lo más pesado allí y con la mochila de mano realizar caminatas y tours de manera más cómoda.

Viajes con bebés

Pensando en aquellas madres y padres apasionados por el senderismo, el campamping o los viajes aventureros, varias empresas han diseñado una mochila que ofrece la posibilidad de trasladarte con un niño a cuestas. Esta mochila, que también puede ser utilizada en otras ocasiones por su gran comodidad, otorga la seguridad apropiada tanto para el niño como para el que lo trasporta. Sus materiales la hacen muy liviana y resistente. Además, su total estudio anatómico ha logrado que el bebé lleve su cabecita y su cuello en una posición correcta que no le traerá contracturas ni incomodidades. El niño queda apoyado totalmente y casi pegado al cuerpo de sus padres, lo que lo hará sentirse seguro y cómodo.

Esta mochila cuenta además con varios compartimentos para llevar los objetos personales del niño (juguetes, pañales, etc.) y una capucha o gorro de tela que lo protegerá en caso de lluvias.

Consejos a tener en cuenta

Si tu viaje –sea corto o largo– va a tener su parte de aventura, debes considerar que aunque hay que llevar sólo lo que realmente necesites, en estas cosas deben estar incluidos algunos efectos que te permitan reparar lo roto o construir algo alternativo a cada elemento. Porque si sólo llevas cosas imprescindibles pensando que nada va a pasarles, lo más probable es que al mínimo contratiempo o pérdida te encuentres en un problema grande. Por eso se recomienda llevar algunas herramientas aunque sea algo básico, pero universal, que ayude a superar esas situaciones. Sin dudas los cortaplumas son las herramientas por excelencia a tener en cuenta para estos casos.

Va a ser fundamental también que incluyas algunos elementos de primeros auxilios, por si te lastimas. Hay veces que sólo con un raspón o un corte se generan grandes infecciones, porque no le damos importancia, pero en los viajes la piel queda muy expuesta a la tierra y a miles de condiciones que afectan las heridas. En cambio, si llevas un desinfectante, algunas gasas y cinta de tela, verás resuelto este problema sin ocupar grandes espacios en tu mochila.

Otro consejo útil es armar el equipaje unos días antes de salir de viaje y probar, en los días restantes, la comodidad y el peso, para evitar sorpresas. Para hacer esto debes considerar que unos minutos no es el tiempo que llevarás la mochila a cuestas en la ruta, así que si estando parado en tu hogar la mochila te resulta pesada, en la ruta será una tortura.

En cada parada que realices será una buena opción ajustar las correas de la mochila, así el equipaje se mantiene ordenado. No olvides que una mochila mal armada puede estropear un viaje, limitar los tiempos e incluso imposibilitar llegar a tu destino.

Quizás consideres que tu viaje no requiere de muchos conocimientos para la elección de tu mochila. Lo cierto es que muchas veces lo único que impide que viajes cómodo es el gran peso de tus maletas. Aprende estos tips para alivianar el peso de tus maletas y considérate entrenado para tu próximo destino.