Entrevista a Armín Gómez Barrios, dramaturgo originario de Saltillo, y catedrático del Tecnológico de Monterrey

Por. Ramón Carrillo

RC.-¿..Como recuerdas el Saltillo de tu infancia..?
Agradezco mucho esta pregunta pues considero que el origen determina todo cuanto somos y uno siempre va por el mundo con una identidad que se forja en la infancia, en este caso, yo lo veo todo con ojos de saltillense. Viví en Saltillo mis primeros seis años, de los que recuerdo los paseos a Los Chorros, donde había cascadas y acequias de agua cristalina para remojarme. También recuerdo la emoción de ir a ver a los venados que tenían en la empresa donde trabajaba mi papá. Y por supuesto, los días seis de agosto, la fiesta del Santo Cristo, cuando mis abuelos me llevaban a ver la imagen de cerca y me daban algodones impregnados del sudor perfumado de Cristo, que a la fecha conservo. Las tortillas de harina, los tamales de puerco, los buñuelos, el cabrito… cómo olvidar estas delicias que aprendí a degustar desde niño.

Rc.-¿Qué materias impartes en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México?
Para alumnos de Licenciatura en Comunicación y Medios Digitales, Licenciatura en Animación y Arte Digital, Licenciatura en Periodismo y Medios de Información, he impartido: Guionismo, Estructuras Narrativas, Literatura y Narrativa en los Nuevos Medios, Edición de Publicaciones, Periodismo y Literatura, Teorías de la Comunicación, Géneros Periodísticos.
Para alumnos de la Maestría en Comunicación: Semiótica del Relato.

RC.-¿Quien influyó en tu “necesidad”, `por la literatura dramática..?
Las primeras nociones de que el teatro es también un texto y no solamente un espectáculo, me las brindó la directora teatral coahuilense Nancy Cárdenas. Ella dirigió en Saltillo, en1980, un montaje de Anton Chéjov, “El jardín de los cerezos”,  y nos explicó las motivaciones de un escritor para reflejar su sociedad y criticar las formas de vida de su gente por medio de una estructura de situaciones dramáticas y diálogos estrechamente vinculados con la historia y con las pasiones humanas que es el libreto teatral. En ese entonces yo sólo quería actuar, pero a Nancy le debo haberme ampliado los horizontes y despertar mi vocación literaria.

RC.- Armin, que encuentras en tus investigaciones sobre el teatro mexicano..?
El análisis semiótico de un texto dramático me permite profundizar en las estructuras subyacentes de la obra, en el andamiaje creativo y artístico que da vida a una intriga teatral. En mi caso, el enfoque del zoomorfismo que aplico al estudio del teatro mexicano me da pie para reflexionar sobre las pulsiones humanas: hambre, huída, búsqueda de par y territorialidad; e interpretar cómo se teatralizan y qué enseñanza nos da una buena obra de teatro. Mis autores favoritos son Juan Ruiz de Alarcón, Rodolfo Usigli, Sergio Magaña, Hugo Argüelles, Carlos Olmos y Miguel Sabido entre otros.

RC.-¿..fue interesante lo que te envie de la historia del teatro de Piedras Negras..?
¡Claro! Me fascina saber que en nuestro estado se construyeron elegantísimos teatros desde tiempos remotos y se promovió el gusto por la literatura y el arte. En particular me resultó muy emotivo ver los rostros del grupo de paisanos que quizá escribieron poesía y se atrevieron a leerla en voz alta o a lo mejor ¡hasta actuaron en una obra! Mientras Chéjov tenía su grupo de actores en Moscú, en Piedras Negras no tenían nada que envidiarle. También me impresiona que al teatro se le da el nombre de Manuel Acuña porque revela el esfuerzo colectivo de los coahuilenses por rescatar la memoria de este joven poeta malogrado (que también escribió una obra teatral, “El pasado”) y que es el baluarte de la liteartura de nuestro estado. ¡Por fin se le hace justicia este año al recordarlo! Puesto que Acuña está injustamente olvidado, los jóvenes ya no lo conocen y en las librerías no existen ejemplares de su obra.

RC.- ¿De que manera influyo en tu formación como dramaturgo el maestro Hugo Arguelles..?
Este tema da para una entrevista completa aparte, pero te puedo sintetizar algunos datos. Yo vi un montaje de “Los cuervos están de luto” en el Teatro Fernando Soler, en Saltillo, alrededor de 1981 u 82. Me impresionó su humor negro, su espectacularidad, sus personajes cínicos y despiadados. No me imaginaba tener la suerte de encontrarme con Argüelles en la presentación de su libro “Trilogía rural” en 1994 y atreverme a solicitar ingreso en su taller particular de dramaturgia (ya que hice la prueba para entrar a la escuela de escritores de SOGEM y no fui seleccionado). Me miró con sorpresa y me regañó: ¿Pero tú quién eres, qué has escrito, quién te dijo que yo tengo un taller en mi casa? Sin embargo, era generoso y me aceptó como alumno. Fue la entrada a un mundo mágico, su casa de Cacahuamilpa 6, colonia Condesa, como escenario de una película surrealista, con estatuas, animales disecados, increíbles pinturas, alebrijes. ugoHugoHuH Hugo era un brillantísimo maestro y un fecundo escritor, aprendí de dramaturgia, de teatro y de la vida. Gracias a sus enseñanzas pude después escribir obras y dar clases de guionismo.
RC.-¿Cómo surgió tu primer obra de teatro  “Camino mistico a Saltillo”..?
Mi abuela Consuelo murió en 1996. Yo quería homenajearla y preservar una leyenda que me contó sobre unos indios cuachichiles que decían las palabras “Nana cachimba”. Para poder escribir esta historia, me dediqué a leer las obras de Vito Alessio Robles que explicaban la colonización de lo que hoy es el sur de Coahuila, y me puse a escribir un cuento breve cuya edición está agotada pero pueden consultarlo en línea.
 Este trabajo lo leyó el maestro Jesús Valdés y me propuso teatralizarlo para el festival de verano en Saltillo. Así, escribí la versión teatral que, gracias al talento del director, los actores, el escenógrafo y el musicalizador Arturo Marines que utilizó instrumentos de música prehispánica, resultó un espectáculo memorable.

RC.-¿Es difícil escribir teatro..?
Siiiiiiii Es difícil concebir un espectáculo en la mente y transcribirlo usando solamente diálogos y acción. No se puede echar rollo, cada parlamento tiene que ser breve y sintético y demoledor. Debe dar la esencia del ser humano, desnudarle el alma. Y ser entretenido. Pensar en el público vivo, que habla y tose y le suena el celular en una función, para que el personaje esté por encima de todos esos obstáculos. No sólo es difícil escribir sino luego lograr la representación de la obra.

RC.-¿Desde cuando participas Sociedad General de Escritores de Mexico..?
En SOGEM soy solamente escritor administrado, es decir, registro los derechos de autor de mi obra a través de esta sociedad de gestión colectiva. Aún no cotizo, es decir, no he cobrado regalías por mi obra, ya que me he dedicado a la publicación de libros más que a los espectáculos y las editoriales nos pagan “en especie”: con ejemplares de libros. Pero acudo a las asambleas y mantengo contacto con otros escritores asociados.

RC.-¿Armin, como ayuda esta Sociedad a los escritores de la Frontera, de la Provincia..?
Toda obra registrada que se explote comercialmente debe otorgar un porcentaje de las ganancias al escritor. Pero deben designar a un escritor que los represente y solicite el apoyo jurídico de la SOGEM para cobrar las regalías. En Saltillo, el maestro Joel López Arriaga estuvo fungiendo como apoderado de SOGEM, según entiendo.

RC.- ¿Qué tan importantes es para ti ser parte del reconocido Instituto Tecnologico de Monterrey..?
Es un gran honor, primero como alumno, fue un reto salir adelante y cumplir con el riguroso nivel académico. Ahora, como profesor y administrativo me ha tocado ver la transformación del Tec en una universidad de investigación y donde la tecnología sigue ocupando un papel central. Es un privilegio pero me ha exigido mucho esfuerzo personal y dejar de lado compromisos sociales para atender el trabajo.

RC.-Armin, tuve el honor de que me enviaras tu libro con la obra de teatro “Ancestrales Hechizos de amor”, basada en actas de un juicio del Santo Oficio en la segunda mitad del siglo XVII en Saltillo, ¿como encontraste estos datos..?
Gracias a una profesora de la UNAM, la eminente doctora Margarita Peña, en un curso de posgrado del programa doctoral de Letras. Ella nos forzó a acudir al Archivo General de la Nación a buscar y estudiar papeles viejos. Hubo que cumplir varios requisitos para poder entrar a este recinto, ubicado en el palacio de Lecumberri. Pero no me imaginaba el mundo que se me iba a revelar ahí… Tras cumplir con mi búsqueda para la tarea (localización de juicios relacionados con las compañías de teatro en la Nueva España) me pregunté ¿qué habrá aquí de Saltillo? Y me puse a buscar. Había documentos como los que yo ya había consultado en el Archivo Municipal: litigios de aguas, partición de terrenos, relaciones de alcabalas e impuestos… cuando de pronto me topé con el documento del año 1665 titulado “Mujeres procesadas por supersticiosas” que contenía el insólito recuento de pociones y prácticas mágicas practicadas en mi terruño saltillense, al estilo de las brujas de Salem (el caso antecede al de Salem). Este hallazgo lo hice en 2003 y el libro lo publiqué en 2011, así que ya te imaginarás el tiempo que me llevó hacer la paleografía de las actas, el estudio y la obra teatral. Pero ha sido muy satisfactorio porque al fin pude homenajear a Saltillo y darle un perfil de misterio y de magia que ya existía en las narraciones de mis abuelos pero que en “Ancestrales hechizos de amor” aparece de manera científica, con evidencias y testimonios reales y sorprendentes.

RC.-¿ Ahora como consideras la personalidad de las mujeres de esa época..?
Esa personalidad fue lo que me motivó a escribir la obra, eran mujeres subversivas y rebeldes que rompieron con las normas establecidas arbitrariamente en esa época para el género femenino, y se adentraron en los terrenos de lo desconocido y de lo prohibido. Revelan la fuerza de las pasiones humanas, son mujeres muy controvertidas y diabólicas como la Celestina. Pero luego, cual heroínas trágicas tipo Medea, asumen las consecuencias de sus actos y son castigadas, aunque no con la muerte.

RC.-¿Actualmente que escribes..?
¡Quisiera tener más tiempo para escribir! Pero con mucho esfuerzo estoy terminando una trilogía de obras sobre el poblador de Saltillo, Santos Rojo y sus descendientes. También tengo pendiente la versión final de una obra sobre Sor Juana y Hermes Trimegisto. Espero poder terminar estos trabajos pronto…

RC.-¿Quién es Armin Gomez..?
Un tipo neurasténico y bilioso, harto de la mecanización y la violencia del mundo actual. Pero me esfuerzo por mantener la cordura en lo posible y desahogar la neurosis en el trabajo creativo. Irme de vacaciones a Coahuila, ver el cielo azul y respirar aire fresco me ayuda mucho a relajarme…

Gracias por la entrevista!