Mari Fortes Una mujer que vive intensamente el mundo del toro


La mujer en el mundo del toro II
Novillera, ganadera, empresaria y madre de torero
Una mujer que vive intensamente el mundo del toro


Por. Oscar Barba
www.burladerodos.com


En una noche invernal, no muy fría pero con la  humedad propia de estar a la orilla del mediterráneo, he quedado para charlar con una mujer muy dinámica, emprendedora y pionera  en  su época. Desde hace muchos años es ganadera, ha sido empresaria taurina y ahora madre de torero, el joven matador y gran promesa Saúl Jiménez Fortes. Pero también sabe lo que es ponerse delante del toro algo que cada vez que lo recuerda sonríe y lo vive con mucha emoción y nostalgia, ya que fue novillera en los años setentas.


Estamos en una cafetería frente a la plaza de toros de la Malagueta, nos acompaña Verónica, su hija, una gran jinete y ahora parte del equipo de la Casa Chopera quienes  gestionaran la Plaza de Málaga por los próximos cuatro años. Aprovechado su presencia le pido que se integre a la entrevista y aproveche para preguntarle a su madre cosas que nunca le había preguntado sobre su vida como novillera o como madre  y el resultado fue una y amena charla llena de confesiones y anécdotas divertidas.

Verónica y Saúl Jiménez Fortes

Mari comienza contando cómo y cuándo se inició en el mundo del toro.

A los nueve años vi una corrida de toros por televisión y me cautivó, yo siempre he sido de un carácter muy aventurero era la mayor de lo hermanos y siempre que jugábamos me sentía la mas valiente. Además yo al principio no tuve conciencia de que esa era una profesión para hombres, a mi me llamó la atención la estética, el ver como una persona con un trapo podía dominar a un animal.

Qué sentiste la primera vez que te pusiste delante de una becerra.

No recuerdo nada, solo la sensación de que flotaba, que estaba en el aire, en una nube. Era una sensación de placer, de relax, se me olvidó el cuerpo, incluso perdí la noción del tiempo. También recuerdo la primera paliza que me dio una becerra, pero la recuerdo como algo positivo porque con ello me di cuenta de varias cosas, que a pesar de los golpes no tenía miedo ni me dió pánico a estar delante y que al aguantar tanto tenia el valor para dedicarme a ello.

Cuando descubrí que en  aquella época en España estaba prohibido que la mujer toreara, nos sigue contando Mari, mantuve un tiempo en secreto mi intención de ser torero hasta no estar bien segura de que no haría el ridículo. Por eso estuve ahorrando durante un año todo el dinero que me daban, para el cine o para cualquier cosa, con tal de pagarme una vaca en una ganadería y probarme de verdad. Afortunadamente la vaca embistió y yo me vi con el valor para ser torero.


Qué diferencias ves entre tu época en los años setentas a la época actual en cuanto a los compañeros (hombres) y las empresas.

La diferencia es abismal, en mi época ellos se ponían en una esquina y te dejaba a ti sola, no te integraban. Ahora es diferente y lo veo con mi hijo Saúl que cuando ha toreado con chicas las ve como un compañero más, la prensa las respeta, a nosotras nos trataban como un género pequeño. Ahora afortunadamente, el público, la prensa y los toreros lo ven como algo normal.


Saúl Jiménez Fortés, Cesar Jiménez y Maripaz Vega

Y ahora que ya has pasado por las etapas de novillera, ganadera, empresaria y ahora madre de matador de toros, cómo vives la fiesta, dónde te sientes mas cómoda( le pregunta Verónica a su madre,) Mari se queda pensando un tiempo y contesta. De todas sin duda la de torera se lleva la palma, por lo que lo que tú vives delante del toro es lo que te marca el resto de tu vida, como persona y profesional, incluso para la vida cotidiana a pesar de tantos años hay veces que rescatas ideas y sensaciones. El cortar las orejas y salir por una puerta grande es algo incomparable y no te cambias por nadie, es una sensación parecido a …. Tú si quieres lo dices o no, se ríe picadamente viendo a su hija.


Como ganadera, bueno, mi ganadería ha sido pequeñita, me ha dado algunas satisfacciones pero no es algo que me haya marcado. Me ha dado más satisfacciones el haber montado la escuela taurina de Málaga, el ayudar a los chavales me hizo mas ilusión y viví cosas bonitas. Como empresaria, el dar oportunidad a niños que empezaban y sobre el poder poner a toreras es algo de lo que me siento orgullosa.

Y como madre de torero ya no se si decir que es mejor o peor, es una amalgama de sensaciones Sublimes y Horribles. Porque desde que sabes que esta anunciado en un cartel no tienes vida, no duermes bien, se te va el santo al cielo; estas como cuando tú  estabas en esa situación, pero con un plus de más nervios.

Además tú lo vives más intensamente que otras madres porque constantemente hay un paralelismo tanto para bien como para mal.

Lo que hago es que me transporto a mi época y me digo, disfrútalo, no tengas miedo por él porque él lo está disfrutando. Aunque siempre que él está en un patio de cuadrillas me entra taquicardia, porque sé la responsabilidad que él tiene, cómo se siente y lo que está pensando. Eso alguien que nunca ha estado en el mundo del toro no lo puede entender.

¿Ves cosas parecidas entre Saúl y tú como toreros?

La disciplina, la forma de sentirlo, lo vivimos como una liturgia, como entregamos la vida a cambio de, como sacrificamos todo. Yo dejé mi familia, mis amigos y mi ciudad por poder triunfar y él está haciendo exactamente lo mismo.

En qué espejo te has mirado, quienes han sido los toreros que te han inspirado


Yo me miré en el Viti, en Antonio Ordoñez, en Paco Camino. Pero la primera persona que yo ví toreando en la tele y por la cual nació esta afición fué el Viti.¿ Y tu plaza ideal? , apunta Verónica, sin dudarlo un instante responde Mary, ¡Sevilla!

Toreaste alguna vez en ella

No por respeto, me causaba tanto tanto respeto que la corrida que me ofrecieron la primera vez que era sin picadores, el cartel que me proponían no era adecuado para esa plaza, al año siguiente me volvieron a ofrecer otra novillada ya con picadores pero las fechas que me proponían no las tenia libres, y desafortunadamente al año siguiente tuve la lesión que me retiró de los ruedos.

Ya no hemos terminado el café y ellas un té, con ello esta charla tan amena, con dos mujeres del mundo del toro, que cada una vive a su manera pero con igual intensidad y respeto, una desde la experiencia que dan los años y el vivirlo en primera persona y la otra desde un punto de vista actual y de gran admiración hacia su madre y hermano.





Facebook
http://www.facebook.com/profile.php?id=100003372264479&ref=tn_tnmn#!/profile.php?id=100003372264479&sk=wall

Twitter
@pixeleando_por