OCTUBRE; MES MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

II Parte
EL CÁNCER NO ES SINÓNIMO DE MUERTE.

Por. Lic. Fernando Jimenéz Ríos
EJEMPLO QUE LLAMA A LA REFLEXION.
EL MÉDICO; UN APOSTOL DE LA SALUD.UN HECHO QUE EJEMPLIFICA.-

                Existe un hecho que en lo particular me tocó vivir en el Instituto de Cancerología del Hospital Civil de Guadalajara y quiero resaltarlo a todos ustedes, ya que dejó en mí una muy profunda huella dicho suceso y de antemano ofrezco una disculpa porque para algún querido lector pudiera resultar con demasiada crudeza, pero por desgracia es la realidad que me tocó vivir: Resulta que estando en dicho Instituto, se presentó una dama de aproximadamente 40 años de edad, la cual echa un mar de llanto y cogiéndose con su mano derecha el seno izquierdo, solicitó casi a gritos la ayuda de una enfermera. Esta persona, permítame decirlo con toda objetividad, venia con el seno completamente “reventado” -por llamarlo de alguna manera- a grado tal que por entre los dedos de su mano derecha escurría líquido sanguinolento y amarillento. En ese momento la enfermera de guardia la pasó con el Oncólogo de turno y se precedió de inmediato con su internación dentro de ese nosocomio, hasta ahí todo “normal”.

                Horas después tuve oportunidad de platicar con el Director del Instituto y preguntarle sobre el estado de salud que guardara aquella paciente quien de verdad me había impactado, a lo cual de manera lastimosa y bastante consternado el Especialista me comentó: “Lo que acabas de presenciar, es uno de los tantos episodios tristes de nuestra profesión y te lo voy a explicar. La paciente que observaste, presenta un Cáncer bastante avanzado, casi me atrevo a asegurarte por mi experiencia profesional que se encuentra en fase 4, misma que en términos clínicos es materialmente para decretar fase terminal, dado que, por las condiciones que presenta la paciente, poco o nada podemos hacer; pero lo más angustiante para todo Profesional de la Medicina es explicarles a sus familiares el estado real de salud de su paciente, para de esta manera determinar que desean para ella: CANTIDAD ó CALIDAD DE VIDA, ya que humana y medicamente no podemos hacer otra cosa. Es en este tipo de cuadros clínicos cuando yo me pregunto una y otra vez: ¿Por qué no se tuvo el cuidado de tomar previsiones para detectar esta enfermedad? ¿Por qué esperar tanto tiempo, cuando con una simple exploración corporal, ésta joven mujer tuvo la oportunidad de prolongar su existencia? Te repito, un Cáncer grado 1, 2 y en ocasiones hasta grado 3, pueden ser tratados, desgraciadamente este tipo de situaciones las vemos con mucha frecuencia.”

                Continuó comentando el Médico; “Mira Licenciado, en ocasiones la ignorancia, los prejuicios y falsos pudores son los que ocasionan estas situaciones tan lamentables. Como también el machismo de los esposos que no permiten que a sus mujeres se les explore debidamente, vamos, es tan grave y de funestos resultados ésta mentalidad y actitud, que en los varones, también muy propensos al Cáncer de Próstata, su machismo impide que se haga una auscultación rectal y con esta simple exploración bastaría para salvar tantas y tantas vidas.”

                Luego de lo anterior y esperando que no se tome como un “amarillismo” esta vivencia, sino que se visualice con la trasparencia de una cruda realidad cotidiana, deseo que estos conceptos nos sirva para reflexionar y concientizarnos de nueva cuenta que; nuestra salud y la de todas las mujeres, está por encima de todo prejuicio ó tabú, de cualesquier radicalismo mental y religioso, pero sobre todo, está en nosotros mismos procurarnos esos cuidados, como lo mencionaba inicialmente, aplicando las medidas PREVENTIVAS, antes que ejercer y suministrar la medicina CURATIVA.

EL FACTOR ECONÓMICO Y LA MEDICINA INSTITUCIONAL.-

                Por otra parte, resulta indudable que los tratamientos en contra del Cáncer son variados, mismos que van desde una Cirugía radical para la extirpación de tumores malignos, hasta las posteriores secuelas en su tratamiento como lo son la Radioterapia y la Quimioterapia, mismos que tienen un costo bastante elevado. Ante esta serie de tratamientos y cuidados, el otro factor que incide tanto en el paciente como en la propia familia es el ECONOMICO, que desemboca en angustia y desesperación por la falta de recursos para poder continuar con los tratamientos adecuados. A ese respecto resulta conveniente establecer que existen en el mundo entero diferentes Instituciones no lucrativas que luchan diariamente contra esta enfermedad. La Medicina Institucional, que en casi todos los Países del mundo se ha establecido, proporciona sus servicios para la gente más necesitada y de bajos recursos, con planes de apoyo según sea el caso particular para cada persona. Así que este aspecto que, reitero, es parte fundamental, quiérase o no, en ocasiones inhibe a familiares y pacientes para ser atendidos, pero jamás debe ser un obstáculo, sólo se requiere de voluntad y conciencia para acudir a estas Instituciones Asistenciales para recibir el tratamiento adecuado y hasta preventivo, pero ni duda cabe que en ocasiones resulta ser un factor determinante, por lo cual se debe de tener especial cuidado.

                Para concluir, tal vez parezca extensa la participación de esta ocasión, sin embargo considero que tratándose de temas tan importantes como lo es nuestra salud y la de nuestra pareja o hijas, lo menos que podemos y debemos hacer es informarnos, involucrarnos, porque como lo mencionaba en un principio, nadie puede estar exento de un padecimiento tan grave como lo es el Cáncer, pero también nadie puede bajar los brazos y mucho menos cuando para ello se pueden tomar medidas PREVENTIVAS para sobrevivir. Cabe acotar y de acuerdo con información fidedigna de Especialistas, como también a través de las estadísticas Médicas confiables; el Cáncer no se erradica de manera total y definitiva, pero sí en cambio, DEDECTADO Y TRATADO EN ETAPAS INICIALES, logra prolongar la existencia del paciente sin mayor complicación ó problema que no sean la observación y los cuidados periódico por parte de Profesionales de la Medicina en esta Especialidad, la Oncología, para quienes hago público mi reconocimiento y admiración, ya que de la Profesión de la Medicina hacen un auténtico Apostolado en beneficio de nuestra Salud. Como siempre me despido recordando que la mejor opinión será la de Usted amable lector.