La campiña cordobesa (Monturque)



     La Campiña Cordobesa cuenta con una situación privilegiada en el centro de Andalucía, entre las Sierras Sub béticas y el valle del Guadalquivir. Está integrada por 11 municipios: Aguilar de la Frontera, Fernán Núñez, Montalbán, Montemayor, Monti­lla, Monturque, Moriles, Puente Genil, La Rambla, San Sebastián de los Balleste­ros y Santaella. El clima es Mediterráneo Continen­tal, caracterizado por inviernos fríos y veranos calurosos. Las Zonas Húmedas del Sur de Córdo­ba, protegidas como Reservas Naturales, conforman el Patrimonio Natural más re­presentativo de la comarca.

La tríada mediterránea –pan, vino y acei­te- es el factor común de un territorio que ha sabido preservar su pasado, potenciar el presente y apostar al futuro.

 Conquistada por Fernando III el Santo, fue, durante siglos, línea fronteriza del reino de Castilla con el último bastión árabe en España. Las principales localida­des de la comarca formaron parte del se­ñorío de los Fernández de Córdoba, cuya capitalidad establecieron inicialmente en Aguilar de la Frontera y, posteriormente, en Montilla. Este paisaje de olivares y viñe­dos, salpicado de pueblos blancos donde hunden sus raíces viejas fortalezas, casti­llos y conventos centenarios, conforma la identidad de la Campiña.

Campiña Sur conserva un importante pa­trimonio arquitectónico, artístico y etno­gráfico.

La gente de la campiña son personas arraigadas en las costumbres y tradiciones, mantenido siempre un carácter colectivo y profundo con la identidad de sus pueblos. Y es por eso que muchas de sus celebraciones están declaradas de Interés Turístico Nacional, como la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles, Sema­na Santa de Aguilar, Moriles y Puente Genil.

Uno de esos pueblos más antiguos de la Campiña Cordobesa es Monturque


HISTORIA

    Excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Monturque han puesto de mani­fiesto que los orígenes del primer asenta­miento humano se remontan a finales del tercer milenio a.c., en la época prehistó­rica conocida como la Edad del Cobre. Desde entonces, se produjo una ocupación ininterrumpida del lugar hasta la época Ibérica. Durante la época roma­na alcanzo una gran importancia a juzgar por los numerosos yacimientos y restos de edificaciones que se conservan, destacando la Gran Cisterna, el Cripto­pórtico y la Termas. En el periodo visigodo y musulmán per­teneció a la Cora de Cabra hasta la des­membración del califato con el nombre de Mon-Turk por el año 1113. En el lugar, se instalaron diversas tribus be­réberes, al menos desde la época de los Omeyas hasta el siglo XIII. A esta época pertenece el Castillo, de claro origen mu­sulmán, aunque fue reedificado en la Baja Edad Media.

PATRIMONIO MONUMENTAL
Cisternas Romanas

Cisternas Romanas

Situadas en lo más alto del cerro de Monturque, debajo del antiguo cementerio y a pocos metros del Museo Histórico, se encuentra esta edi­ficación romana, que por su magnitud y buen estado de conservación, podemos considerar como una de las más importan­tes de toda la provincia. Se trata de unas cisternas subterráneas cuyas funciones serían, básicamente, la recogida, el alma­cenamiento y la distribución del agua de lluvia. Están compuestas por un total de 12 cámaras abovedadas distribuidas simétricamente en tres naves paralelas entre sí, que se comunican por dos puertas abier­tas en las habitaciones extremas de cada una y separadas por muros. La construcción es toda de argamasa, recubierta de una capa impermeabilizan­te, quedando aún restos del estuco blanco que cubría los muros y los pavimentos.

Como prolongación de una de las galerías, existe otra muy estrecha en forma de ca­nal, de unos 28 metros de longitud, que termina en una especie de estanque. Este canal debió cumplir la función de desagüe de la Cisterna y abastecimiento de agua a las Termas Públicas que se encontraron a pocos metros de allí. El recinto completo tiene una superficie de casi 300 metros cuadrados y una capa­cidad total de 850.000 litros.

Yacimiento arqueológico y mirador de Los Paseíllos

Se trata de un adarve natural que circun­da la parte más alta de la población por sus lados norte y este. A su interés contemplativo y paisajístico se une el interés histórico de­bido a la aparición de un importante yaci­miento arqueológico en el que sobresalen los restos de una construcción romana de gran magnitud correspondientes a un “Criptopórtico”, edificaciones se utilizaba generalmente como almacén de aceite, vino o grano.

PATRIMONIO ARTÍSTICO

 Museo Histórico
Este pequeño Museo nos ofrece una visión general de Monturque durante los distin­tos periodos históricos. Entre las piezas que se encuentran ex­puestas en el Museo podemos destacar las cerámicas, útiles de hueso o piedra, epí­grafes y materiales de construcción, ade­más de una colección de fósiles

Parroquia de San Mateo
En la parte más alta de la población se en­cuentra la Parroquia de San Mateo, iglesia de estilo gótico-mudéjar cuya construc­ción parece corresponder a los últimos años del siglo XV, aunque su fachada fue modificada a principios del siglo XX.  Al fondo de la misma se en­cuentra el retablo del altar mayor del siglo XVII, en cuya parte superior se encuentra una imagen del titular de la Parroquia y en la parte central la imagen de la Virgen de la Aurora, patrona de la Villa.

También merece destacarse el retablo pic­tórico de la Inmaculada y la Capilla de Je­sús Nazareno cuya imagen de gran valor artístico ha sido atribuida al escultor gra­nadino Bernardo de Mora y fechado en el año 1662. Otra imagen de interés es el Santísimo Cristo de la Paz, de origen me­xicano realizado a principios del siglo XVII.




ACTIVIDADES CULTURALES

Romería de San Isidro Labrador (Domingo más próximo al 15 de Mayo)
Esta Romería se celebra en el “Parque Perezón” situado a pocos kilómetros de Monturque. Comienza con la concentración matinal de carros, carrozas y caballistas junto a la Parroquia de San Mateo, que acompañan a la imagen de San Isidro montada en artística ca­rroza hasta el lugar de la Romería. Nada más llegar se celebra la misa y a lo largo de todo el día se organizan juegos y con­cursos que amenizan esta jornada de con­vivencia (concursos de sevillanas, tiro de cuerda, carreras de cintas a caballo, etc.).

Noche Medieval (Principios de Agosto)
En los alrededores del Cas­tillo se organizan actividades para todos los gustos, un Mercado de Artesanía y Gastronomía, Talleres, Representaciones, Pasacalles, Exposiciones, Conciertos y una Cena Medieval.

La Feria en Honor a la Virgen de la Au­rora (Última semana de Agosto)
Normalmente suele coincidir con el fin de semana más próximo al 28 de Agosto, con una duración de cuatro o cinco días. El punto culminante de la Feria es la Procesión de la Patrona, la Virgen de la Aurora por las calles de la localidad, acompañada por sus Hermanos Campanilleros, tradición mu­sical que aún se conserva.

MUNDAMORTIS (Principios de noviembre)
Las únicas jornadas que se celebran en España con el tema de la muerte y el turismo como ejes centrales.  Tienen como finalidad propiciar el disfrute de la ciudadanía y visitantes del patrimonio ligado a los cementerios, que se traduce en una tradición gastronómica y cultural. Algo muy similar a la celebración del día de muertos en México.

Monturque se une a la Red de Ciudades de Cine de Andalucía

Recientemente la alcaldesa de Monturque, Teresa Romero y el presidente de Andalucía Film Comisión, Carlos Rosado, han suscrito un convenio mediante el que se hace efectiva la incorporación del municipio de Monturque a la red de Ciudades de Cine de Andalucía. La integración de la localidad cordobesa en dicho proyecto, tiene como objetivo promocionar la imagen de la ciudad en el ámbito de la industria audiovisual nacional e internacional e impulsar la captación de rodajes en su término municipal.