Siete días en Moscú


Por. Oksana Shapiro

Sin duda el mejor tiempo para visitar la capital Rusa es a comienzos del verano, entre los meses de mayo a junio cuando en el día el calor no es tan sofocante y  han terminado ya los días grises y lluviosos. Pero si algo pasa en esta ciudad es que el tiempo siempre es impredecible así que tienes que venir preparado para todo.

Como  habitante de Moscú, puedo decir que el sector turístico no esta desarrollado todavía lo bastante bien como debiera o sucede en otras grandes ciudades del mundo, pero si te organizas bien, puedes tener un viaje muy bonito y divertido.

Lo mas recomendable es contratar un guía privado con automóvil, ya que él te trasladara mas rápido y cómodamente a cada sitio, pero también lo puedes recorrer libremente pero ten en cuenta la dificultad del las señalizaciones y el idioma porque la gran mayoría de las personas solo hablan  ruso.

El primer día
Visita panorámica por la ciudad. En Moscú no hay compañías oficiales de autobuses turísticos, pero hay muchas compañías privadas que te ofrecen diferentes opciones para ir de excursión a lugares con las mejores vistas panorámicas.

Después de la visita panorámica por la ciudad podéis visitar el Kremlin y sus museos. (El horario es de 10:00 hasta las 17:00)

En la Armería los tours tienen horarios específicos (10:00, 12:00, 14:30 y 16:30 excepto el jueves), por lo que hay que llegar con tiempo.

Los museos de Kremlin se abren todos los días excepto los jueves


El segundo día

Una parte muy importante de Moscú  son sus obras de arte, es por eso que te recomiendo disfrutar de la pintura rusa clásica. Y si quieres conocer la obra de los pintores nacionales en La Galería Tretiakov www.tretyakovgallery.ru, una de las mas famosas del mundo, están los cuadros de los grandes pintores rusos como  Vrubel,Shishkin, Vasnetsov o Surikov 

Después de la comida, una buena recomendación es dar una vuelta en  motonave al Río Moscova.

Si llegáis a principios del verano, no puedes dejar de es asistir al espectáculo en el  Ballet Bolshoi el más famoso del mundo.
La temporada termina a mediados de julio.


El tercer día.
La historia de la URSS es una parte de la historia de Rusia. Y el recordatorio más brillante del régimen es la arquitectura del período soviético. Se puede referir de formas diferentes al régimen comunista, pero la arquitectura, de estilo “constructivismo” y “estilo imperio de Stalin” merecen sin duda una especial atención.

Los edificios eran proyectados por los mejores arquitectos de Rusia. Todos ellos usaban en cada trabajos los principios de la arquitectura clásica y "la proporción justa" (Número áureo).

Hay que prestar particular atención en los siete Rascacielos de Stalin.

También conocido como las Siete hermanas, son parte del proyecto de construcción que se realizó entre los años 40 y 50 del siglo XX en conmemoración del VIII centenario.

La torre más alta de todas es la Universidad Estatal de Moscú, la principal de Rusia con 240 metros de altura contando su antena. Este edificio fue catalogado por varios años hasta 1991, como el rascacielos más alto en toda Europa.

También se puede apreciar el Hotel Ucrania con 198 metros de altura y 34 plantas. El Kotelnicheskaya Naberezhnaya, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, el Edificio de la Plaza de la Puerta Roja, el Hotel Leningrado y por último se distingue en el área la Plaza Kudrinskaya.

Existen tours dedicados exclusivamente  al turismo arquitectónico de estilo “Constructivismo” www.moskonstruct.org/

Al lado de la universidad hay un Mirador donde se tiene una hermosa vista de la ciudad ,principalmente al atardecer, también se encuentra una plazoleta donde durante el verano se reúnen aficionados a las motocicletas antiguas y modernas.
Y para terminar la jornada y cementar las impresiones del día podéis cenar en el restaurante “Glavpivtorg”. Los interiores del restaurante son una reminiscencia de un edificio clásico soviético de oficinas del gobierno como la ex-KGB. www.glavpivtorg.ru/

El cuarto día.

Unas compras y un paseo por el parque.

Moscú es una ciudad cara, pero si queréis no sólo comprar souvenirs, sino también mirar las tiendas centrales mas famosas, lo mejor de todo visitar GUM (ГУМ) www.gum.ru/en , TsUM (ЦУМ) www.tsum.ru  y el Petrovsky Passage  (Петровский Пассаж). Se encuentran cerca uno de otro, en estas tiendas podéis encontrar muchas marcas de la ropa de moda. Los edificios de las tiendas son hermosos y de gran valor histórico.

Si vais al GUM, tienes que probar su famoso helado.

Después de las compras podéis dar una vuelta a La calle Arbat, la calle  peatonal más popular entre los turistas. En esta calle hay una multitud de edificios hermosos, tiendas de recuerdos y otras cosas interesantes.

En el verano apetece el aire libre y si te gusta dar paseos, el parque histórico Tsaritsyno es el lugar más conveniente para ello, dentro hay un palacio gótico y los estanques son hermosos. También esta el parque Kolomenskoe  y el Parque Gorki una herencia del periodo soviético y recientemente restaurado, éste es el mas moderno de todos y esta enfocado para la comodidad con áreas Wi-Fi, mesas de ping pong, alquiler de unas bicicletas y heladerías.

Quinto día.

En el quinto día podéis visitar Torre Ostankino, para la visita es necesario reservar la excursión en este sitio www.nashabashnya.ru

Después podéis conocer el Monasterio Novodévichi. Fué fundado como un convento en 1524 y más tarde se convirtió en un complejo de iglesias de distintos estilos arquitectónicos, se compone de paredes blancas y llamativas cúpulas doradas, azules y verdes.

El complejo tiene dos iglesias principales: la Catedral de Nuestra Señora de Smolensk y la Iglesia de la Intersección de la Puerta. En la primera se expone un valioso fresco del siglo XVI y un iconostasio con figuras de los maestros de la época imperial.
En la colina detrás del convento podremos visitar el Cementerio de Novodévichi, el más famoso de Moscú que alberga más de 27 mil tumbas. Aquí descansan reconocidos personajes rusos como el astronauta Pável Beliáyev, el cineasta Sergéi Eisenstein, el presidente ruso Borís Yeltsin y el escritor Nikolái Gógol, entre otros artistas, científicos, líderes políticos y militares que marcaron la historia soviética. Lo que llama la atención es la forma de algunos de los monumentos donde descansan los restos de estos personajes: un tanque para el comandante de la Segunda Guerra Mundial, un teléfono para el ministro de comunicaciones y una estatua tragicómica para el payaso de circo Yuri Nikulin.

Gracias a su importancia histórica y belleza arquitectónica, en el 2004 el Monasterio Novodévichi y su cementerio fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En el sexto y  séptimos día podéis visitar el kremlinIzmaylovsky  (el Disneyland Ruso) Y  visitar la múltiples exposiciones que constantemente se montan sobre diversos temas en toda la ciudad o recorrer los muchos e interesantes museos como: El museo de la historia moderna de Rusia, el museo de la cultura rusa antigua, el Centro Panruso de Exposiciones o El museo de la historia del aguardiente (vodka) www.vodkamuseum.ru/english/home

 Espero que le guste mi ciudad