Montmartre, la colina de los artistas de París


Montmartre es el barrio más bohemio de París y el que tiene más encanto.


Montmartre es una colina de 130 metros de altura situada en la orilla derecha del Sena en el distrito XVIII, y que se distingue desde lejos por la cúpula blanca de la Basílica del Sacré Cœur ubicada en su cumbre. La otra iglesia más antigua de la colina es Saint Pierre de Montmartre, en la cual se dice que se fundó la orden de los Jesuitas.

 El barrio mas pintado de París

El barrio fue cuna de los grandes impresionistas del siglo XIX. A mediados de ese siglo, artistas como Johan Jongkind y Camille Pissarro comenzaron a habitar Montmartre y hacia finales del siglo, Montmartre y su contrapartida en la orilla izquierda, Montparnasse, se convirtieron en los principales centros artísticos de París y lugar de residencia e inspiración de genios como Picasso, Modigliani que junto otros artistas vivieron y trabajaron pobremente en una comuna en un edificio llamado el Bateau-Lavoir, entre los años 1904 y 1909, cerca del viejo molino, junto a la cumbre y donde se abrió un restaurante el Moulin de la Galette.

Sacré Coeur

La construcción de la Basílica del Sagrado Corazón de París comenzó allá por 1873, momento en que Francia estaba sumida en multitud de problemas (la guerra con Alemania, hambrunas, etc..), lo que se creía un castigo de Dios, fruto de las malas relaciones que Francia tenía en la época con el Vaticano.

Por ello surgió la idea de construir un templo para apaciguar las iras divinas, finalmente se decidió estuviese situado en lo alto de la colina de Montmartre. En 1919 pasó de ser iglesia a convertirse en Basílica, status que mantiene en la actualidad, además es un destino obligado para todo viajero que quiera disfrutar de una de las mejores vistas de París.

Moulin Rouge un símbolo de la noche parisina

El famoso cabaret tradicional parisino, fue construido en el año 1889 por el catalán Josep Oller, que también era propietario del Olympia. Situado en el barrio rojo de Pigalle en el Boulevard de Clichy, al pie de Montmartre.

Desde hace más de cien años es un lugar de visita para los amantes del vodevil.


 Ya lo sabes, si eres un viajero amante de arte y el ambiente bohemio de la Belle Époque, un día en Montmartre hará  de tu visita a París, una visita inolvidable.