Sierra de Cazorla, el espacio natural protegido más grande de España

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, cuya extensión ocupa casi una quinta parte de la provincia de Jaén, con 214.000 hectáreas, lo convierte en el espacio natural protegido más grande de España. Situado en el extremo oriental de la provincia jienense, limitando con las provincias de Granada y Albacete, ofrece numerosas posibilidades para la visita en sus diferentes modalidades, así como servicios, alojamientos y gastronomía muy apreciables.

Estas Sierras forman parte del conjunto de alineaciones montañosas que conforman la mayor parte de Andalucía, denominadas geológicamente Cordilleras Béticas. Dentro de éstas, el Parque Natural ocupa la zona más septentrional y externa de dichas Cordilleras, distinguiéndose dentro del mismo dos dominios: una zona conocida como Prebético Externo, que corresponde a las Sierras de Cazorla y Las Villas, y la zona del Prebético Interno, que engloba a la Sierra de Segura, Sierra de la Cabrilla y Sierra del Pozo.

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, fue declarado como tal, el de 5 de febrero. Tiene un total de 214.300 hectáreas y engloba las cerca de 70.000 hectáreas del Coto Nacional de Caza de Cazorla y Segura, así como del coto de caza social de Segura-Guadalimar; cuenta además con 11 cotos privados de caza mayor y 20 cotos de caza menor. El resto del territorio es terreno cinegético de aprovechamiento común. El día 30 de junio de 1983, el hoy Parque Natural fue declarado Reserva de la Biosfera por el Programa "Hombre y Biosfera" (MAB) de la UNESCO. En octubre de 1988 la Unión Europea lo declaró Zona de Especial Protección de la Aves (ZEPA).

Ante el importante valor de estas manifestaciones artísticas en la península ibérica, conocidas con el nombre de “arte rupestre levantino”, la UNESCO ha declarado recientemente al conjunto interprovincial de Jaén, Granada y Almería como Patrimonio de la Humanidad, incluyendo en tan destacado reconocimiento artístico-cultural gran número abrigos y de cuevas de este Parque Natural : cuevas con pinturas rupestres de Quesada, Segura de la Sierra, Santiago de la Espada, además de otras del Parque Natural de Despeñaperros, también en la provincia de Jaén.


El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas
ofrece al visitante un mundo lleno de sorpresas y satisfacciones continuas. Un paseo por estas sierras andaluzas nos llevará a la contemplación de la naturaleza en todo su apogeo, y la magia y encanto que en ellas se encierra, nos dejará la firme voluntad de volver a disfrutar en estas serranías. Decir qué época del año encierra mayor belleza es tarea muy difícil, pues el invierno prepara la tierra con sus abundantes precipitaciones en forma de agua o
nieve para el estallido de colores que brotan ufanos con la llegada de la primavera; con ella llegan multitud de plantas llenas de flores, frutos y olores, así como las crías de los animales y de las aves; con el verano hacen acto de presencia multitud de fiestas populares que a lo largo del estiaje se desarrollan en los 23 municipios y más de 105 aldeas existentes en este Parque Natural. Con la llegada del otoño, el paisaje se cubre de una amalgama de colores y de tonos ocres, amarillos y pardos que anuncian el cambio estacional y con las primeras lluvias se inicia en la segunda quincena de septiembre la berrea de los ciervos, y a primeros de octubre se inicia la "ronca" de los gamos, o en octubre. En noviembre comienzan los celos del muflón y de la cabra montés, respectivamente.

Los cauces de arroyos y ríos se abren camino entre peñascos, dando lugar a cascadas de incomparable belleza, como son las de Linarejos, Salto de los Órganos, La Palomera, y posteriormente encajonarse y discurrir mansamente en las gargantas de los desfiladeros, tales como la Cerrada de Utrero, Cerrada de Elías, Cerrada de la Canaliega o la Cerrada del Pintor.

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla ofrece además un amplio abanico de posibilidades recreativas y de otras distracciones: Coto Nacional de Caza Mayor por excelencia, en él abundan especies como ciervos, gamos, muflones, jabalíes y cabras montesas, así como las de caza menor (perdiz roja, zorzales, liebre y conejo de monte). El aficionado a la pesca podrá probar fortuna con la trucha común, la trucha arco iris, el cacho, el barbo, el black-bass y la boga, entre otros. Pero el mayor disfrute del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas es la pasión por la naturaleza viva, la posibilidad de captar con nuestra cámara fotográfica, un primer plano de un ciervo o asistir a finales de septiembre desde un privilegiado observatorio a la berrea (combate entre los machos de los ciervos por la posesión de las hembras), escuchar y ver la "ronca" del gamo, contemplar la ágil cabra montesa trepar por las agrestes y escarpadas riscas de calizas u observar el majestuoso vuelo del águila real que sobrevuela los grandes cortados que abundan en estas sierras.


Recomendaciones

Para comer: Lo que no te puedes perder si estas en Cazorla es degustar los platillos hechos de carnes de caza como el jabalí al vino tinto y los escalopines de venado a la parrilla.

Para dormir: En la sierra encontraras una gran oferta de alojamiento para todos los bosillos y gustos predominando las casas rurales, pero si quieres prefieres mas comodidad  también tienes la opción de hoteles como el Zahara de los Olivos. Establecimiento que ofrece vistas a la sierra, terrazas chill out, alberca árabe, estanque thailandes para butacas flotantes, hamacas colombianas entre olivos e higueras.

www.turismoencazorla.com
www.acazorla.com
www.andaluciadeviaje.es