GUACHIMONTONES; Patrimonio Mundial de la Humanidad


ZONA ARQUEOLÓGICA DE JALISCO.
POCAS EN EL MUNDO POR SU GÉNERO
Y CON MAS DE 2.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD.

Por. Lic. Fernando Jiménez

Estimados Lectores, antes que nada ofrezco una disculpa por mi ausencia y participación en este Portal Cibernético, sin embargo y con nuevos ánimos retomamos el paso, para traerles en esta ocasión algo del Estado de Jalisco, México.
En la participación de hoy, hablaré de un aspecto poco conocido en suelos Jaliscienses, me refiero a los vestigios Arqueológicos con los cuales también cuenta este Estado del Occidente de México, me refiero a la Zona Arqueológica denominada Guachimontones, ubicada dentro del Municipio de Teuchitlán, Jalisco, muy cerca de la ciudad Capital de este Estado, Guadalajara, a tan sólo una hora por carretera y muy cerca de la Zona Tequilera y materialmente enclavada en la Zona Cañera de esta Región.
Guachimontones (o Huachimontones) es el nombre de un centro ceremonial en el cual sus pirámides son redondas y antiguo asentamiento prehispánico. Este asentamiento fue bautizado así por el nombre del lugar donde se descubrió este primer sitio arqueológico, posteriormente se han descubierto otros asentamientos de esta compleja sociedad que probablemente existió desde 300 a.C. hasta 900 d.C., según los propios estudiosos en la materia
Este centro ceremonial incluye varias construcciones con un estilo arquitectónico peculiar, entre ellas varios túmulos cónicos escalonados o pirámides rodeadas de patios circulares y un espacio destinado para el juego de pelota, así mismo cuenta con un anfiteatro y varias terrazas y edificios.
La palabra Teuchitlán; lugar del Municipio en donde se encuentra situada esta Zona Arqueológica, se deriva de la voz náhuatl Teotzitlán o Teutzitlán que se interpreta como “lugar dedicado a la divinidad” ó “lugar del dios Tenoch”, como también, el “lugar dedicado al dios reverenciado”.
Según algunos estudiosos, la fundación de ese poblado se remonta a la época de los aztecas que lo erigieron en un cerro denominado Huachimontón, al norte de su actual asiento. Fue fundado por integrantes de las tribus Nahuatlacas que colonizaron el centro de México en el periodo postclásico, sin embargo se sabe que las construcciones vecinas a Teuchitlán son anteriores a tal colonización.
La cultura creadora de las construcciones en Guachimontones recibe el nombre de Tradición Teuchitlán y tuvo su período de apogeo entre los años 200 y 400 d.C. Desaparecida de manera por demás misteriosa hacia el año 900 d.C.

Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO

El 12 de julio de 2006, ha esta Región se le declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, junto con el Paisaje Agavero de la Zona y las Antiguas Instalaciones de las Fabricas de Tequila, entre el pie del Volcán Tequila y el profundo cañón del Río Grande.
Volviendo al estilo arquitectónico particular, este asentamiento de construcciones se asigna en túmulos y estructuras hechos de niveles circulares escalonados. Se cree que tales estructuras, en el caso particular del asentamiento en Teuchitlán, eran utilizadas para ceremonias en honor al dios del viento Ehécatl, y que incluían un análogo del juego de pelota, donde un sacerdote subía a un poste elevado para rendir honores a la divinidad. Poste que se colocaba en la cima de los túmulos; Templo de construcción circular.

Ruinas por explorar, hace falta mucha investigación.
Este sitio fue descubierto en el año de 1970 y su investigación empezó hasta el año 1996. Sin embargo, pese a la poca investigación y conocimiento del sitio, se conoce importante información acerca del sitio, gracias al trabajo del investigador Phil Weigand, su esposa Arcelia García y equipo de investigación. Se presupone el auge de esta ciudad entre los años 200 y 400 d.C. y su caída, como ya lo mencioné, hacia el 900 d.C, aunque se sabe que su antigüedad es de más de 2 mil años.
Este sitio actualmente abarca 19 hectáreas, aunque se estima que durante su apogeo tenía 24 mil, y que fue habitado por alrededor de 40 mil personas.

Pirámide principal

Basamento cónico, muy pocas en el mundo en este estilo.
En el centro del recinto más grande se levanta una pirámide con varias capas y cuatro escalinatas en los puntos cardinales. El pequeño templo en la parte superior probablemente estuvo dedicado al culto de un antepasado fundador sepultado debajo.
Alrededor del piso circular, una banqueta sostiene varias plataformas, cada una con su estructura enramada, parecida a una casa; que probablemente estuvieron dedicadas a los ancestros o a linajes dominantes. Hacia la derecha, un manantial sagrado daba agua a los jardines rituales o se usaba para fines parecidos.
Los pisos de la estructura principal es un calendario exacto de 52 años, existe un largo orificio; allí se ponía un poste, del cual los sacerdotes se sujetaban y se mecían de un lado a otro simulando el vuelo de un ave. Tal tradición era una ofrenda al dios Ehécatl.
Para su edificación se utilizó piedra, adobe y cal en los edificios principales. En el centro del recinto más grande se levanta una pirámide con varias capas y cuatro escalinatas en los puntos cardinales.

La Cancha de Pelota

Como lo mencioné anteriormente, existe una cancha de juego de pelota, que se practicaba entre los dos círculos más grandes del sitio. Un tercer círculo, más pequeño, se entrelaza con el segundo. Las pirámides pequeñas tenían postes para las actuaciones de los "voladores" que golpeaban la pelota con la cadera y estaba formada por cuero y otros productos como el caucho, extraído de las plantas.


Esto, es sólo una pequeña parte de los mucho que encierra el Estado de Jalisco, no solamente Jalisco es Tequila, Mariachis y la Charrería, también es Historia, Cultura y desde luego Arqueología. Hasta aquí mi comentario del día de hoy.