El Tequila, de México para el mundo


    Una de las bebidas más tradicionales de México, pero sobre todo la más representativa es el Tequila. Ese Jugo de agave, que igual nos sirve para celebrar, que para olvidar, fuente de inspiración de grandes artistas y creadores. Cuantas obras maestras de la música, literatura o pintura han vivido encerradas en el fondo de alguna botella y solo al momento de ser liberadas de aquel líquido opresor han podido mostrar al mundo su belleza.
     Cuenta la leyenda que la historia de esta exquisita bebida se remonta a varios siglos atrás, cuando indígenas de Jalisco debieron refugiarse en una cueva a consecuencia de una tormenta. De repente, un rayo cayó sobre unos mezcales, que quemó durante varias horas. Cuando la tormenta pasó, el viento llevó hacia los vecinos un aroma agradable; Uno de ellos tomó un pedazo del agave quemado y al probarlo lo sintió dulce, luego lo ofreció a los demás, que así descubrieron la utilidad de la planta.

     Un indígena olvidó el jugo durante varios días y, al regresar a su choza, descubrió un nuevo aroma que envolvía el ambiente. Después observó que del jugo salían pequeñas burbujas que formaban una espuma blanca y espesa, al probarlo se encontró con un sabor enriquecido y diferente. La bebida motivó en el indígena un cambio de personalidad, así que considero al líquido un regalo de los dioses.


     Entre los aztecas, el mezcal era consumido sólo por jerarcas y sacerdotes en eventos religiosos y festividades. Los españoles decidieron destilar la bebida para purificarla y obtener un producto más fuerte, dando paso al llamado vino de mezcal o aguardiente.

     En el siglo XVII, con la introducción de los sistemas de destilación españoles, el tequila y el mezcal se convirtieron en nuevas fuentes de riqueza, cuya producción fue controlada por los conquistadores.

    El Tequila solo se saca de la variedad de Agave (Azul tequilana Weber) y existen tres variedades según su tiempo de reposo en barricas: Blanco, Reposado (de dos meses a un año) y Añejo (mínimo tres años).


     Los productores de tequila puro colocan la leyenda "100% de agave" en las etiquetas de las botellas como esta en la norma oficial mexicana, esto quiere decir que este producto se produjo con 100% de agave sin mezclas de ningún tipo, esta leyenda está certificada por el Consejo Regulador del Tequila.

     El nombre tequila es una denominación de origen controlado, reconocido internacionalmente, y que designa el destilado de agave elaborado en regiones determinadas de México, en las inmediaciones de las localidades de Tequila y Amatitán además de todos los municipios de Jalisco y también algunos municipios de Guanajuato.


Notas de interes:

• El 12 de Julios de 2006 la UNESCO nombro a la región de Tequila, Jalisco como patrimonio de la humanidad.

• El país al que más se exporta Tequila es a Estados Unidos.

• Existen 950 marcas mexicanas de Tequila registradas.